FICUS BENJAMINA – Como cuidar un Ficus Benjamina

El Ficus Benjamina (Ficus benjaminii) es un árbol pequeño y bonito con una copa densa, que se forma a partir de numerosas hojas ovaladas, brillantes, de color verde medio. Su forma es muy similar a las hojas de abedul.

Al igual que con muchas especies de Ficus, la corteza es de color gris claro, a veces también ligeramente marrón. La altura de crecimiento , también típica de Ficus, es de apenas más de 5 m. El hogar del Ficus benjamina está en Asia, pero hoy en dia, está muy extendido en todo el mundo. Pertenece a la familia de la familia de las (Moraceae).

 

Ficus Benjamina árbol o Planta exterior

El ficus Benjamina es una planta ornamental muy popular que se puede cultivar casi solo como planta de interior en las latitudes de Europa Central debido a sus requisitos de calor. En climas más cálidos, crece libremente en árboles muy grandes y hermosos, así que podemos tener el ficus benjamina como planta de exterior que a menudo se transforman formas más extrañas mediante podas regulares.

Es muy popular, pero desafortunadamente no es del todo fácil de mantener, especialmente como planta de interior. Por ejemplo, incluso pequeños cambios en la ubicación pueden provocar la caída masiva de las hojas.

 

Cuidados

En cuanto a la temperatura, cualquier ficus no debe estar por debajo de 15 ° C, no obstante, tanto como planta de interior como planta de exterior o árbol, el ficus benjamina aguanta muy bien las altas temperaturas.

Luz: en un principio, el ficus no debe estar expuesto al sol intenso, pero si se acostumbra poco a poco, llega a tolerarlo perfectamente, si la planta ha estado en un lugar bastante oscuro.

  • No necesita mucha agua.
  • El sustrato no debe estar permanentemente demasiado húmedo.
  • El método ideal de riego es sumergir la maceta en agua hasta que no haya más burbujas de aire.
  • El exceso de agua se drena y la planta vuelve a su ubicación original.
  • Solo se riega nuevamente cuando el sustrato se ha secado bastante.
  • Dependiendo del tamaño de la maceta y las condiciones ambientales, esto a veces puede tomar varias semanas en invierno.

La fertilización debe de ir de acuerdo con el crecimiento, de forma relativamente moderada, es decir, en verano, aproximadamente una vez cada 2 semanas, la solución de fertilizante se prepara de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Es mejor no fertilizar en absoluto en invierno.

 

Como cuidar bien un ficus Benjamina

Como hemos dicho anterior mente, el ficus benjamina no necesita mucha agua, excepto en la temporada de crecimiento entre primavera y verano. Luego debe mantener el suelo uniformemente húmedo, pero evite el encharcamiento.

Básicamente, cuanto más cálido es el ambiente, más a menudo debes regar la planta. Puedes fertilizar el ficus cada dos semanas durante el crecimiento, idealmente en absoluto en invierno.

Si desea resproducir tu ficus, debes colocar algunos esquejes en un sustrato de turba en la primavera y asegurarte de que la temperatura ambiente permanezca constante.

 

Hojas amarillas en el ficus

Las hojas amarillas en el ficus benjamina son un fenómeno común que causa dolor de cabeza a los jardineros. La falta de cuidado generalmente es responsable de que se vuelvan las hojas amarillas o pálidas.

Normalmente, el anegamiento o exceso de riego es el causante hojas amarillas, para

  1. Primero que nada hay que que quitar el ficus benjamina de la maceta, y posteriormente retirar todo el sustrato húmedo.
  2. Poner en el fondo del balde, arcilla expandida o arlita
  3. Ahora colocar de nuevo la planta junto con sustrato de calidad nuevo, y regar muy poco, para que no vuelva a tener humedad.

NOTA: Si el cepellón está sin sustrato, descubre las raíces ablandadas y pútridas. Corta estos hilos de raíz con unas tijeras limpias y afiladas. En este caso excepcional, no viertas más agua. Solo después de que el Ficus benjamina se haya regenerado durante una semana, empieza a regar de nuevo suavemente.

El agua de riego dura hace las hojas amarillas

¿Las venas de las hojas verdes se ven definidas claramente dentro de las hojas amarillas?

Entonces tienes clorosis en las hojas. Para que tu ficus benjamina prospere, necesita un sustrato ligeramente ácido. Si usas agua del grifo, la cal se acumula en el suelo y las hojas del ficus se vuelven amarillas. Lo que debes hacer en estos casos es regar con agua de lluvia o bien con agua descalcificada, pero mucho más recomendable el agua de lluvia.

 

Como podar ficus benjamina

Poda

El Ficus Benjamina es particularmente fácil de cuidar y, por lo tanto, es una de las plantas de interior más populares. Por lo general, la poda solo es necesaria por estética o si la planta ya no tiene suficiente espacio para crecer o si se vuelve demasiado grande para tu casa.
El jugo lechoso que se escapa es venenoso, aunque solo sea un poco. También asegúrese de que las áreas circundantes estén protegidas. El jugo puede causar rápidamente manchas antiestéticas en los textiles.


 

Ficus benjamina bonsái

Ficus Benjamina Bonsai

El Ficus benjamina como bonsái – Cuidad, consejos y trucos

Con buena tolerancia a la poda y demandas modestas, posiblemente es el bonsái ideal para principiantes.

Riego de Ficus Benjamina bonsai

Ya sea en gran formato o como bonsái, es de gran importancia un sustrato húmedo. Si la superficie de la tierra se ha secado notablemente, riega bien. Rocía el por encima de la raíz con agua suave hasta que gotee por debajo de la maceta. El sustrato debe secarse nuevamente hasta el próximo riego.

El lugar ideal para un ficus bonsai

El balcón es un buen lugar para un crecimiento armonioso de mayo a septiembre . La ubicación debe ser luminosa y cálida, pero debes ir con cuidado con el sol intenso.  Igual que en la planta de interior, con el ficus benjamina bonsái hay que tener especialmente cuidado con las heladas y los climas fríos, intenta meterlo dentro de casa cuando haga menos de 10 grados..

Fertilizando ficus benjamina como bonsái

¿cuándo y con qué frecuencia hay que abonar?

En vista del pequeño volumen de sustrato, los requisitos nutricionales de un bonsái demuestran ser más altos de lo que estás acostumbrado en una planta de interior de tamaño normal. De marzo a septiembre, administra un fertilizante líquido de bonsai todas las semanas. De octubre a febrero, los intervalos de fertilización se extienden significativamente a 4 a 6 semanas. Vierte el sustrato antes y después con agua blanda, evita el daño a las raíces causado por las sales de fertilizantes.

Consejos para podar el Bonasi:

Sin duda uno de los secretos de cualquier bonsái es la poda, práctica a la que hay que prestar especial atención.

La posa ejemplar se basa en el lema de «decidir entre cortar o crecer» Cuanto más continuo es el corte, más delicado es el crecimiento.

Sigue estos conejos para hacerlo hacerlo bien:

  • Cortar cada 6 semanas desde la primavera hasta el otoño.
  • El mejor momento es entre marzo y julio.
  • Acortar los brotes nuevos con 5 a 7 hojas a 2 o 3 hojas
  • Las tijeras de bonsai 2 a 3 mm por encima de un brote nuevo.
  • Acortar brotes sobresalientes con forma de la copa
  • Cortar ramas muertas a principios de primavera

Cuidados en la poda:

  • Al podar tu Bonsái ficus benjamina, asegurate de que al final no haya una rama gruesa sobre una rama más delgada.
  • Usa guantes para protegerte de la savia de plantas tóxicas .
  • Al colocar un trozo pequeño de papel o film de cocina en cada corte fresco, el jugo de leche pegajoso no puede gotear sobre las hojas.
  • Bajo ninguna circunstancia la poda del bonsái debe seguir un programa estricto,ya que esto no son 2 más 2, cada planta es un mundo.

Los viejos maestros del bonsái no estan continuamente podando el pequeño arbolito, ya que hay que dejarlo descansar durante largos periodos, así podrás disfrutarlo más.

Ficus benjamina natasja

ficus benjamina natasja