Orquídea

Como cuidar una orquídea

La orquídea es una flor que resalta por su belleza única, elegancia y sofisticación a diferencia de otras plantas, es una planta que puede colocarse en el interior del hogar; ya que posee cierto factor decorativo agregándole un toque natural a tu casa.

Estas flores requieren de un cuidado especial para florecer y mantenerlas, sin embargo solo florecerá con el riego constante, poda entre otros cuidados que requiere la planta. Al ser bastante delicadas requieren de cierta atención para mantenerlas en buen estado, por ello en el siguiente articulo podrás conocer cuáles son los cuidados.

¿Qué es una orquídea?

Es una planta perteneciente a la familia monocotiledóneas, estas se distinguen de otras plantas por la forma de sus flores. Forman parte de la familia más grande de plantas, la cual está conformada por más de 25.000 especies.

Estas plantas varían en cuanto a color, textura y tamaño ya que son grandes en comparación con otras flores, está conformada por tres pétalos siendo estos diferentes a los otros. Estas flores tienen una interacción ecológica con agentes polinizadores y hongos formando así micorrizas.

La diferencia existente entre cada pétalo es extraordinario, su forma es similar a la de una estrella de mar y puedes encontrarlas comúnmente en color morado, amarillo, blanco en diferentes tamaños y colores.

Características

Estas plantas se caracterizan por tener tres sépalos, dos pétalos y adicional un abelo que se utiliza para atraer los polinizadores. Por lo general la forma de estas flores les permite a insectos como abejas posarse cómodamente en él.

El interior de la flor almacena semillas pequeñas, lo que permite que esta planta pueda extenderse en un territorio amplio. Una vez que la planta florece gira alrededor de 180 grados antes de abrir los pétalos para exponer los labelos para insectos polinizadores.

A diferencia de las demás flores, producen un néctar que es bastante demandado por los polinizadores. Este permite que la planta pueda reproducirse en cualquier tipo de ambiente o situación, sin embargo existe un grupo específico que no produce néctar y por lo tanto no requiere de polinizadores para reproducirse.

Como cuidar una orquídea

Cuidar este tipo de planta requiere de cierto conocimiento, ya que sus cuidados no son sencillo y mucho menos parecidos al de otras plantas. No obstante esperamos que los siguientes consejos y recomendaciones puedan ser de gran ayuda.

Cultivo h3

Cultivar estas flores es un poco difícil, sin embargo lo bueno es que se adaptan a cualquier medio ambiente. Existe una gran variedad de especies que son fáciles de cuidar y que se adaptan a temperaturas y luz que se encuentra en el interior del hogar.

Lo primero al cultivar es escoger un tipo de planta que se adapte a las condiciones ambientales, por ello puedes explorar y elegir entre una gran variedad de opciones.

Se recomienda una maceta que sea pequeña para que la planta pueda crecer mucho más donde pueda colocar la semilla. Adicional las semillas deben ser cultivadas en una sustancia gelatinosa que tenga los nutrientes necesarios, hay que ser paciente al cultivarlos. La primera hoja aparece luego de varios meses y la floración se da cada tres años y deben acostumbrarse a temperaturas de 13 a 21 grados centígrados.

Algunas especies requieren de un cambio de maceta y sustrato una vez al año, no obstante pueden permanecer en la misma maceta por 7 años y estas no deben trasplantarse a menos que sea estrictamente necesario; porque son plantas que se estresan.

Riego

Como regar esta planta es una de las preguntas más comunes. Estas flores deben ser regadas con agua natural, que tenga bajos niveles de minerales ya que el agua puede ser pesada  para las raíces de la planta.

Lo mejor que puedes hacer es regarla con el uso de un atomizador, para mantener la humedad requerida que se requiere; porque una humedad excesiva impide el crecimiento y genera hongos en las raíces de la planta. Esto puede generar que las hojas se caigan, además se recomienda no mojar el corazón de las hojas para no provocar daños mayores.

Una vez cada semana se recomienda que la raíz se humedezca, colócala en un balde de agua y sumerge completamente la raíz de la planta. Déjala allí por unos minutos hasta que las burbujas del agua disminuyan y luego deja que se escurra, esto permitirá humedecer las raíces sin ser excesivo.

Exposición al sol

Algunas de estas plantas requieren de la luz de sol, sin embargo existen algunos tipos de estas plantas  que no pueden ser expuestas por un tiempo largo a este. Se recomienda colocar la planta cerca de una ventana donde le dé la luz del sol, recuerda que son plantas que necesitan luz de manera indirecta.

Suelo

El suelo para cultivar este tipo de plantas debe ser húmedo, poseer los minerales y materia orgánica necesarios para el desarrollo de las flores. Adicional asegúrate de proporcionar un suelo bien acolchonado para la planta y que te permita controlar el drenaje, para que pueda regarse de la forma correcta. Asegurarte de la que la tierra este suelta y pase el aire necesario.

Poda

La poda es una de las partes más importantes al tener una planta, ya que esta permite eliminar aquellas hojas que se encuentren rotas o en mal estado con la finalidad de facilitar su crecimiento y fortaleza. Para este tipo de planta lo ideal es retirar aquellas zonas dañadas o que presenten mal aspecto, por ejemplo hojas con manchas oscuras.

Orquídea

 

Tipos de orquídeas

Phalaenopsis

Esta es una de las más populares, se diferencian porque la forma de los pétalos es en forma de mariposas, los cuales pueden encontrarse en distintas tonalidades, ya sean moradas, verdes entre otras. Posee hojas gruesas carnosas que pueden cambiar en distintas tonalidades.

Dendrobium

Al igual que la anterior es una de las especies más comunes, las cuales se caracterizan por tener hojas estrechas y puntiagudas. Esta tiene una belleza incomparable, además las hojas nacen directamente de tallo de manera dispersa.

cymbidium

Conocida como la orquídea blanca, esta es cultivada en interiores de casas debido a su facilidad de cuidado. Estas suelen ser apreciadas gracias a la fragancia única e incomparable que se desprende de sus hojas, mantienen la floración durante bastante tiempo y se desarrolla por medio de los pseudobulbos.

Cataeya

Esta es una de las primeras en llegar a Europa. Está a diferencia de las demás posee tallos que contienen pocas flores que por lo general siempre son de gran tamaño, además deslumbran por su hermosura y fragancia que emergen cuando florecen.

Oncidium

Es otra de las plantas más populares por el número de flores que se encuentran en el tallo, por lo general son amarillas con tonos naranjas. Al igual que la demás, los pétalos emergen del pseudobulbo al igual que las hojas menos carnosas de la planta.

 

¿Dónde crecen las orquídeas?

Este tipo de plantas por lo general representa el 7% de una de las familias botánicas más grandes, por lo tanto se pueden encontrar en casi todo lados; ya que estas crecen principalmente en el trópico excepto en ambientes como el mar o desierto. No obstante el lugar en el que crecen será determinado por el tipo de especie, porque algunas pueden crecer en tronco de árboles, terrenos de rocas, agua inclusive en selvas tropicales, regiones árticas, climas montañosos en o en el agua entre otras.

Como trasplantar una orquídea

Al trasplantar este tipo de planta hay que tener en cuenta que jamás debe hacerse en medio proceso de floración, dado que se corre el riesgo de que las flores se caigan. Las translaciones deben hacerse con una frecuencia de dos años, no obstante esto puede variar dependiendo del crecimiento de la planta.

Como trasplantar una orquídea 

 

Para determinar si ya llego el momento de trasplantar la planta es si las raíces crecen más que a propia flor en sí, si la raíz crece encima del sustrato y fuera de la maceta esto quiere decir que es necesario el cambio de maceta. Asegúrate de que la maceta sea transparente, esto te permitirá visualizar las raíces de la planta.

Para proceder con el procedimiento se recomienda:

  • Mezclar el sustrato
  • Limpiar los elementos a usar como guantes, tijeras, cuchillos
  • La maceta debe estar limpia
  • Procede a sacar la planta de la maceta
  • Revisar las raíces y eliminar aquellas que estén dañadas, secas o de color marrón
  • Se coloca el sustrato en el fondo
  • Se coloca la flor en el centro de la maceta y luego se rellena de sustrato
  • Al finalizar se debe dejar una semana sin regar

 

El secreto de la orquídea

La verdad es que esta planta no es tan compleja como se cree, ya que esta no requiere de cuidados minuciosos para lograr que florezcan. Sin embargo tenemos que el mayor secreto para poder tener una planta de estas en buena estado, es sin duda alguna regarla cada semana y que reciba la proporción correcta de luz solar; adicional asegurarte de cambiarla de maceta cuando corresponda en específico cada dos años.

 

 

 

Deja un comentario